Print Shortlink

Combina tu propia dieta para bajar de peso

1 – Desayuno: Jugos naturales

El mejor desayuno que podemos introducir en nuestra dieta si queremos bajar peso, es un jugo natural, fresco y licuado. El motivo por el que se utilizan este tipo de jugos es porque nos proporcionan una gran cantidad de energía para empezar el día, son totalmente naturales y cada uno tiene una característica concreta: nos aporta vitaminas, es diurético… etc. No hay mejor forma de empezar el día para alguien que quiera bajar de peso que con un jugo natural recién licuado.

La elaboración es muy sencilla, basta con introducir los ingredientes del jugo deseado en la licuadora o batidora y mezclar hasta que el resultado sea homogéneo y sin impurezas. Si no encuentras el adecuado aquí puedes encontrar muchos más jugos para bajar de peso. ¿Buena forma de empezar el día, no?

jugos naturales

Opción 1: Jugo de tomate y pepino

  • 2 vasos de tomate cortado en cubos.
  • 1 vaso de pepino cortado también en cubos.
  • 1 apio (solo el tallo) cortado en trozos.
  • Una pizca de pimienta negra.
  • Una pizca de sal.
  • Edulcorante (opcional)

Opción 2: Jugo verde

  • Medio pepino.
  • Un limón (sin cáscara).
  • 3 hojas de espinaca.
  • 2 manzanas.
  • 3 hojas de col rizada.

Opción 3: Jugo de piña natural

  • 250 gramos de piña.
  • 1 zanahoria.
  • 1 kiwi sin cáscara.
  • 50-100 ml de agua (a gusto)

Opción 4: Jugo de cítricos naturales

  • Jugo de 2 naranjas.
  • Jugo de 1 pomelo.
  • Una banana.
  • 4 fresas.

2 – Almuerzo: Fruta/Sándwich

Para media mañana, si queremos bajar de peso, debemos tomar algún alimento en nuestra dieta para reducir el hambre, pero no podemos producir la ingesta de una gran cantidad calorífica a estas horas. Por tanto, deberás elegir entre una de estas opciones cada día.

Opciones:

  •  1 kiwi.
  • 1 yogur desnatado.
  • 1 tajada de sandía.
  • 1 melocotón.
  • 1 sándwich de pan de centeno (40gr) con una trancha de fiambre de pavo.

ensaladas para perder peso

3 – Comida: opciones para bajar peso

Llega la hora de comer y se supone que es cuando más tiempo tenemos. Por ello, comeremos algo más elaborado sin olvidarnos de que nuestro principal objetivo es conseguir una dieta que nos permita adelgazar en un plazo de tiempo mediano. Durante la semana podrás combinar las siguientes comidas.

Propuesta 1:

  • Ensalada de lechuga, tomate, cebolla y pepino.
  • Dos filetes de pechuga de pavo a la plancha.
  • 1 naranja de postre.

Propuesta 2:

  • Realizar una crema con calabacín y una única patata.
  • Filete de atún realizado a la plancha con una única gota de aceite.
  • 1 Yogurt desnatado para el postre.

Propuesta 3:

  • Ensalada de canónigos de primero.
  • Potaje realizado con garbanzos, espinacas y algún otro ingrediente a elegir.
  • 1 naranja o tajada de piña de postre.

Propuesta 4:

  •  Ensalada de tomate con unas pocas anchoas naturales y un poco de queso fresco (¡Debe ser 0% materia grasa!).
  • Pavo cocinado al horno.
  • 1 tajada de meón o sandía de postre.

4 – Merienda: entre horas de nuestra dieta

La media tarde es una hora crítica, en la que caemos en la tentación de picar algo, comer chocolates y unas patatas mientras vemos la tele. Para reducir el hambre con pocas calorías en estas horas tan complicadas, si queremos bajar de peso, deberemos tomar una pieza de fruta. Recuerda cómo evitar engordar por los picoteos de entre horas.

Alternativas:

  • 1 pera.
  • 3 ciruelas.
  • 1 manzana.
  • 1 yogur desnatado.
  • 1 raja de sandía.
  • 1 sándwich de pan de centeno (40 gr aproximadamente) con una trancha de fiambre de pavo.

hidratos de carbono

5 – Cena: los menos hidratos posibles

La cena es el momento más fácil para una dieta. A estas horas, estamos cansados y deseando ir a la cama, y una vez dormidos, no debemos de tener antojo de otros alimentos. Si lo tienes, deberías de preocuparte. Para bajar de peso, es recomendado no comer hidratos de carbono de asimilación rápida para cenar, como pueden ser los azúcares. Estaríamos introduciendo energía que no vamos a utilizar y por lo tanto se convertirá en grasa.

Cena 1:

  • Sopa de fideos y un poco de merluza cogida.
  • Pimientos asados.
  • Un tomate cocinado de nuestra forma preferida o sin cocinar.

Cena 2:

  • 1 huevo pasado por agua.
  • Pescadilla cocida.
  • Un poco de arroz con leche casero (¡Un poco!)

Cena 3:

  • Alcachofas salteadas con un poco de jamón serrano.
  • Mero a la plancha aliñado con un poco de jugo de limón.
  • Una pieza de fruta fresca.

Cena 4:

  • 1 huevo revuelto con tomate y espinacas.
  • Merluza rebozada.
  • Una pieza de fruta o yogurt desnatado.

Como veis, no es  difícil bajar de peso y además sin pasar hambre. Habréis visto que la dieta está basada fundamentalmente en alimentos naturales: jugos naturales de frutas y verduras, pescados y carnes sin manipular, verduras a la plancha y mucha fruta durante todo el día.

En esta dieta vamos a realizar 5 comidas cada día a elegir y combinar entre las diferentes opciones propuestas, de forma que no nos sea duro llevar una correcta alimentación.

Es muy importante no sólo fijarnos en nuestra nutrición para bajar de peso y vernos mejor estéticamente, sino también inculcar unos buenos valores de hábitos saludables a nuestros descendientes, para que no cometan el error que cometimos nosotros.

Leave a Reply


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 15 11 ?