Print Shortlink

Higiene dental, todo lo que debes tener en cuenta

La higiene dental es uno de los temas más importantes, en cuanto a cuidar y preservar la salud. Es el reflejo de una boca saludable, una gran dentadura y una hermosa sonrisa. Además, es una de las mejores señales de que la salud en general se encuentra en el mejor estado. Así que debe ser diaria y llevarse a cabo durante todas las etapas de la vida.

enfermedades-carencia-higiene-dental

Enfermedades que provoca la carencia de higiene dental

En el mismo orden de ideas, la higiene dental garantiza la prevención de enfermedades como el mal aliento o halitosis, abscesos, dolor y la caries que causa agujeros en los dientes. También, la gingivitis que se refiere a las encías inflamadas y la periodontitis, que consiste en la destrucción de los ligamentos y el hueso, los cuales dan el soporte a los dientes, en consecuencia, se produce la pérdida de los mismos.

Asimismo, estas enfermedades son provocadas por la placa bacteriana, también denominado biofilm oral. Se trata de un conjunto de microorganismos patógenos que se acumulan en el esmalte de los dientes, apenas 20 minutos después de comer. De allí resalta la importancia de las prácticas higiénicas diarias.

Incluso, la higiene de la boca es una forma de prevenir algunas enfermedades que se relacionan con otras partes del cuerpo, como los problemas cardíacos y el cáncer. En cuanto a las enfermedades del corazón, se producen cuando las bacterias bucales entran en el torrente de sangre, por medio del sangrado de las encías.

Dichos microorganismos patógenos llegan a los vasos sanguíneos y contribuyen a la formación de coágulos, como resultado se disminuye el flujo sanguíneo al corazón, aumenta el riesgo de presión sanguínea y por último, se produce el paro cardíaco.

Por otro lado, cuando se debilita el sistema inmunológico y hay disminución de las defensas, las bacterias salen de los tejidos, llegando hasta los vasos sanguíneos. De allí se transportan a cualquier órgano y provocan posteriormente al cáncer, especialmente el de páncreas.

Cómo llevar a cabo la higiene dental

En este sentido, la limpieza dental es muy sencilla y se debe hacer como mínimo 3 veces al día, inmediatamente después de cada comida, tanto para eliminar la placa bacteriana como los restos de los alimentos. Para esto, se emplean instrumentos como el cepillo dental, el cual debe poseer cerdas o filamentos suaves o medios, para que no causen lesiones en los tejidos.

En cuanto al cabezal, se recomienda que no sea muy grande y el mango puede ser antideslizante para un manejo más sencillo. Además, se debe cambiar cada 2 o 4 meses, depende del desgaste de las cerdas. El tiempo de cepillado debe ser entre 3 y 4 minutos. También, se pueden emplear los cepillos eléctricos.

importancia de la higiene dental

La forma de cepillar la dentadura, debe ser lenta y con movimientos suaves y cortos, en suma a los desplazamientos de arriba hacia abajo y viceversa. Es preciso limpiar también las encías y los dientes posteriores, aunque puedan ser de más difícil acceso. Por esta razón, se recomienda inclinar las cerdas del cepillo 45º, esto permite limpiar por debajo de las encías y las zonas que rodean las coronas.

Los espacios entre los dientes son otra zona de elevada importancia, pues representan el 40% de la superficie dental. Se deben limpiar al menos 1 vez al día y para esto existen varios productos en el mercado como los cepillos interproximales, los cuales cuentan con varios tamaños, según las características de la dentadura de cada persona.

Pero el más común es la seda dental, incluso se recomienda emplear antes del cepillado. La forma adecuada de utilizar la seda es siguiendo las curvas de los dientes, también se debe pasar por debajo de las encías, pero siempre prestando atención para que no lastime la misma.

La lengua es otra de las zonas que se deben limpiar todos los días, para tal fin existen dispositivos como los limpiadores o raspadores linguales. En el caso de utilizar el cepillo, debe ser con un movimiento de barrido de atrás hacia adelante, para arrastrar y extraer todas las bacterias y restos de comida, que en la mayoría de los casos causan el mal aliento.

Con respecto a la crema dental o dentífrico, en el mercado existen muchos, lo ideal es elegir el de mejor calidad y que contenga flúor, que también ayuda al cuidado de los dientes. Ahora bien, después del cepillado y limpieza de la lengua, se hace muy efectivo el empleo de los enjuagues bucales. Estos otorgan una limpieza más completa y efectiva, reducen la aparición de la placa y dejan el aliento fresco.

Cabe destacar, que las personas que usen prótesis, retenedores o cualquier otro aparato, es preciso que los mantengas limpios. De hecho, pueden sumergirlos en soluciones durante unos minutos, para que siempre estén en correcto estado. También, es imprescindible la visita al odontólogo, 1 o 2 veces al año.

visita-odontologo

Visita al odontólogo

Es imperativo para toda persona acudir a un centro odontológico. Un especialista en esta área puede hacer una revisión del estado de los dientes y llevar a cabo una limpieza profesional. Este tipo de higiene le permite llegar a las zonas de más difícil acceso y acabar con la placa que algunas veces queda, a pesar de la higiene en casa.

Al mismo tiempo, es vital no fumar y consumir alimentos saludables. Se deben evitar aquellos con alto contenido de azúcar o lavar los dientes después de consumirlos. También, se deben eliminar las bebidas gaseosas, el café y el té. Todos estos alimentos promueven la aparición de la caries y producen manchas en los dientes.

Finalmente, una higiene dental es sinónimo de dientes sanos y blancos más encías rosadas y firmes. Los hábitos de limpieza dental deben ser promovidos desde las primeras etapas de vida. Por ejemplo, en los bebés desde que aparecen los primeros dientes, aproximadamente en los 6 meses.

Para más información consultar la clínica dental Dra. Tactuk, SRL.

En esta etapa se usa una gasa húmeda, que permita la limpieza de las encías. Durante la infancia, ya se emplea el cepillo dental junto a una pasta para niños. Con el inicio de la adolescencia se puede utilizar el dentífrico de adultos y un cepillo más grande. En la adultez, continúan los mismos cuidados, esto permite mantener la salud en el mejor estado y conservar la mejor sonrisa, como la principal carta de presentación.

Leave a Reply


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 14 6 ?